Skip to main content

Día Internacional de la Mujer: Impulso Digital fomenta el empoderamiento y el emprendimiento femenino

05
Mar, 2024

El Día Internacional de la Mujer, que se celebra cada 8 de marzo, ofrece una oportunidad única para reflexionar sobre los avances logrados y los desafíos pendientes en temas de igualdad de oportunidades entre hombre y mujeres. En este contexto, la última Encuesta de Población Activa (EPA) revela datos significativos sobre el empleo, autoempleo y emprendimiento femenino en España. De hecho, la tasa de desempleo femenino en el cuarto trimestre de 2023 se situó en el 13,36%, comparada con la de los hombres que fue del 10,3%. Este dato refleja la persistencia de una brecha de género en el ámbito laboral, a pesar de los avances en la creación de empleo y la reducción de la tasa de paro general en el país.

Por eso, es cada vez más necesario poner en marcha iniciativas que ayuden a avanzar en la igualdad de género y en el empoderamiento femenino, como Impulso Digital de la Fundación máshumano. Este programa, diseñado para mujeres de la Comunidad de Madrid y financiado con fondos Next Generation EU, a través de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, no solo apoya el desarrollo profesional y personal de sus alumnas, sino que también se convierte en un testimonio del creciente papel de la mujer en el ámbito del emprendimiento y la tecnología. Estrechamente ligado con el objetivo de la Fundación máshumano de potenciar la trabajabilidad de las mujeres y con el ODS 5 ‘Igualdad de Género’.

Historias de éxito de las alumnas de Impulso Digital

Impulso Digital emerge como una iniciativa innovadora que busca cerrar cualquier tipo de brecha. De hecho, los datos son claros: del 60% de las mujeres desempleadas que han realizado la formación, más del 25% afirma haber encontrado empleo. Ejemplo de estas historias son Monika Gesheva, Delia Pérez y Gina Romero. Mujeres que ilustran el impacto transformador de Impulso Digital.

Monika cuenta con formación en técnicas de estética y tras haber priorizado en la educación de sus dos hijas, decidió centrarse en su trayectoria profesional, explorando nuevas vías de autoempleo y en su formación. “Impulso Digital ha sido un pilar fundamental en mi proceso de aprendizaje, ampliando mi perspectiva profesional y brindándome un valioso apoyo a través de la red de compañeras del sector”.

Para Delia, a pesar de los desafíos personales y profesionales enfrentados, su principal objetivo profesional ha sido ser dueña de su propio negocio. “A lo largo de mi vida, he fundado y desarrollado tres PYMES en distintos sectores, lo que me ha llevado a formarme y reinventarme continuamente. Durante varios años, he logrado mantenerme económicamente estable como emprendedora, hasta hace poco tiempo”.

Hace tres años, su vida profesional dio un giro importante: se divorció, sus hijos ya eran independientes y su último negocio atravesaba dificultades. Ante esta situación, Delia consideró la posibilidad de trabajar por cuenta ajena. “Sin embargo, a mis 57 años, me enfrentaba a un desafío completamente nuevo: nunca había buscado empleo en una empresa ni había pasado por una entrevista laboral. Mi currículum estaba desactualizado y carecía de interés, y mis esfuerzos por encontrar trabajo no daban frutos”. Sin embargo, Delia encontró la formación de Impulso Digital que le ayudó a superar estos obstáculos.

En el caso de Gina, es abogada y especialista de Derecho público y con un máster en Administración Estratégica de Empresas, y tras trabajar en Colombia, su país natal y Perú, decidió venir a Madrid donde se encontró con diferentes desafíos: la gestión documental, reconstruir todas tus redes de apoyo, desde la familia y amigos, y vencer tu propio miedo al fracaso, “la mayoría de las cosas malas que crees que pueden pasar solo están en tu cabeza”, afirma Gina.

En este momento de adaptabilidad, apareció Impulso Digital. “Decidí hacer la formación porque acababa de llegar a vivir a Madrid y me sentía totalmente perdida en la búsqueda de empleo. Pero sabía que con orientación podría encontrar un trabajo”, explica nuestra ex alumna. Para ella, el programa le permitió reconocer sus fortalezas, mejorar su currículum “a tal punto que empecé a ser citada para entrevistas hasta que logré mi primer empleo como auxiliar administrativa”.

El autoempleo: una salida profesional por la que cada vez apuestan más mujeres

En el autoempleo femenino ha habido un notable aumento de cotizantes autónomas en el RETA, reflejando que el autoempleo femenino continúa ganando fuerza como motor de empleo. En la última década, las mujeres autónomas han crecido un 16,3% frente al 6,6% de los hombres, destacando el gran papel que juegan en la reducción de la brecha de género en el colectivo autónomo. Aunque las mujeres aún representan el 36,5% del total de trabajadores autónomos, la tendencia es claramente ascendente, con un incremento significativo de mujeres que buscan en el autoempleo una vía para su desarrollo profesional y personal. Una salida profesional que nuestras tres alumnas decidieron como siguiente reto en su vida laboral.

Para Delia, quien ya contaba con una importante experiencia como emprendedora, el nivel avanzado de Impulso Digital le supuso darse cuenta de errores que había cometido en su última aventura empresarial, “especialmente por no haber dado importancia a las herramientas digitales que ofrecen canales de difusión y análisis diferentes”, explica nuestra ex alumna. “No olvidemos que estas herramientas ayudan a comprender el perfil de nuestro cliente potencial y como dirigirnos a él de manera más efectiva”.

Por otro lado, echando un vistazo al pasado, Delia recuerda que para ella el autoempleo fue fundamental para poder conciliar su trabajo con la crianza de sus hijos. “Por las mañanas, acudía a la oficina, pero por las tardes tenía la flexibilidad de trabajar desde casa. Esto me permitía estar presente para mis hijos mientras desarrollaba mi labor profesional”. Una pionera del teletrabajo.

En el caso de Monika, pese a que la opción del autoempleo le conlleva un arduo trabajo, esfuerzo y dedicación, cuenta con el respaldo familiar necesario para poder desarrollar con éxito y calidad su trabajo. “Esta opción me brinda la oportunidad de dar un servicio de calidad a mis clientas y a su vez conciliar mis responsabilidades familiares. A pesar de los desafíos, encuentro gratificación diaria en los frutos de mi constancia”, afirma la ex alumna.

Para Gina, los beneficios siguen la misma línea que las de sus compañeras: flexibilidad laboral, empoderamiento económico, ser tu propia jefa, desarrollar toda tu capacidad creativa e innovadora, autonomía, acceder a redes de apoyo de empresarios y emprendedores, aportar con tu trabajo a resolver problemas sociales. Pero para ella, la clave principal es “atreverse a emprender en algo que te apasione mientras tienes un empleo que cubra tus gastos básicos, es dedicar un tiempo extra de tu semana a ir paso a paso con un producto mínimo viable probando tu idea de negocio y atreverse. No sentirse mal si no funciona, pues cada fallo es un aprendizaje que posteriormente te permitirá el éxito”.

No obstante, no hay que perder de vista los retos y obstáculos que pueden aparecer en tu camino. En esta ocasión, las tres afirman que lo principal es la independencia económica inicial, “en este sentido, Impulso Digital te entrega las herramientas necesarias para poder iniciar sin necesidad de contar con un gran capital”, explica Gina.

El segundo desafío es vencer el miedo y la pereza, atreverse a salir de la zona de confort y disfrutar el proceso de aprendizaje. El mensaje que comparte Delia es “empezar en pequeñito, haciendo un estudio previo, prever los inconvenientes y controlar los gastos de los recursos”. No obstante, emprender te brinda la oportunidad de dedicarte a algo que te apasiona o en lo que sabes que tienes habilidades, lo que resulta especialmente satisfactorio.

Formación en habilidades digitales para la reducir la brecha digital

La trascendencia de Impulso Digital se refleja no solo en las historias individuales de sus participantes, sino también en su contribución al debate más amplio sobre la igualdad de género en el ámbito laboral y emprendedor. La iniciativa subraya la importancia crítica de abordar la brecha digital de género, proporcionando a las mujeres las competencias necesarias para navegar y prosperar en la economía digital. Este enfoque no solo mejora la empleabilidad de las mujeres, sino que también fomenta un ecosistema emprendedor y de autoempleo más inclusivo y diverso.

La brecha digital de género ha mostrado signos de reducción progresiva en los últimos años, aunque persisten áreas donde las desigualdades son más marcadas. Según el Informe sobre Brecha Digital de Género 2023 del ONTSI, el 92,8% de las mujeres de 16 a 74 años usa Internet al menos una vez a la semana, cifra ligeramente inferior a la de los hombres. A pesar de esta proximidad en términos de acceso, existen diferencias significativas en cuanto a la participación en el ámbito digital, especialmente en sectores como el empleo y la educación especializada.

Las mujeres se gradúan en menor medida en carreras STEM, con solo un 13,5% en Informática y un 27,9% en Ingeniería durante el curso 2020-2021. Además, representan menos del 20% de los especialistas en tecnologías digitales, aunque este porcentaje es ligeramente superior al promedio europeo. Este escenario visibiliza la importancia de continuar los esfuerzos dirigidos a mejorar el acceso y la participación de las mujeres en el ámbito digital. No solo para garantizar la igualdad de género, sino también para aprovechar plenamente el potencial de todas las ciudadanas en la economía digital emergente.

Sobre estos datos, las exalumnas de Impulso Digital argumentan dos principales beneficios de incorporar la tecnología en sus trabajos: En primer lugar, facilita el acceso a oportunidades laborales y a trabajo en remoto que te permite una mayor conciliación laboral y personal. Por otro lado, la mejora de la productividad y eficiencia en nuestro día a día. “Con la tecnología podemos tener nuestro propio emprendimiento digital con muy baja inversión. Además, la tecnología y las habilidades digitales te facilitan la automatización y la coordinación de tareas con equipos de trabajo contribuyendo con tu productividad y eficiencia”, afirma Gina.

Fomentar y visibilizar el talento femenino por el Día de la Mujer

Como parte final de la entrevista, les pedimos a nuestras tres exalumnas que compartan un mensaje de motivación para todas las mujeres que estén en un momento de transición profesional.

Gina: “El único obstáculo que tenemos para lograr nuestros sueños es la falta de confianza en nuestras propias capacidades. Que hay que soñar y creer, que hay que esforzarse y ser feliz. La vida es hoy y todas las respuestas están en nuestro corazón. Escucha tu intuición mujer y vive con pasión. Ya eres perfecta tal y como eres. Hoy solo tienes que reconocerlo”.

Delia: “Hemos avanzado mucho en el camino por conseguir igualdad de oportunidades laborales, pero todavía tenemos que seguir aprendiendo. Debemos sacarle beneficio a las posibilidades que nos ofrece la tecnología para posicionarnos en mejor lugar, Y debemos visibilizar a la mujer empresaria y emprendedora que aporta un liderazgo femenino al mundo empresarial”.

Monika: “En este 8 de marzo, deseo transmitir un mensaje de aliento a todas las mujeres, instándolas a perseverar en la búsqueda de sus sueños. Cada esfuerzo realizado con determinación y organización conlleva una recompensa, y la conciliación entre la vida familiar y laboral, aunque desafiante, es alcanzable mediante una dedicación constante y una visión clara de las metas a alcanzar.

Las alianzas, clave para fomentar la trabajabilidad de las mujeres

El papel de la Comunidad de Madrid, junto con el de los ayuntamientos y las entidades colaboradoras, es fundamental en el éxito de Impulso Digital. Su apoyo no solo facilita la implementación del programa, sino que también refleja un compromiso con la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento económico de las mujeres. La colaboración entre el sector público, el privado y las organizaciones no gubernamentales es clave para desarrollar soluciones integrales que aborden las múltiples facetas de la desigualdad de género.

También merecen un reconocimiento especial las profesoras y mentores de Impulso Digital. Su dedicación y expertise no solo enriquecen el aprendizaje de las alumnas, sino que también sirven de inspiración y modelo a seguir. La transferencia de conocimientos y experiencias entre generaciones de mujeres es un aspecto vital del programa, fortaleciendo la red de apoyo y fomentando un sentido de comunidad y solidaridad entre las participantes.

A través de las historias de Monika, Delia y Gina, se evidencia el poder transformador de la educación y el aprendizaje. Aspectos esenciales para construir un futuro donde la igualdad se convierta en una realidad.

Artículos populares

5 Herramientas digitales para tu negocio en 2024

En un mundo cada vez más digitalizado, el éxito de un pequeño negocio a menud…
Impulso Digital, el programa donde el 25% encuentran empleo

Conviértete en alumna de Impulso Digital, donde más del 25% de las mujeres han encontrado empleo

El mes de abril llega con nuevos cursos de Impulso Digital, el programa de fo…

Impulso Digital acelera la reinserción laboral de las mujeres gracias a la formación y el acompañamiento

Con permiso de los hombres y en ningún momento con la intención de hacerles d…